Libros que gustan

Nuestro catálogo

El Señor de los Ladrones
Ilustrador: Cornelia Funke

Lectura recomendada para: 1er Ciclo de ESO
Género literario: Novela

Sello: Destino Infantil y Juvenil
Páginas: 408
Materia: Literatura castellana   
Encuadernación: Tapa dura

Comentarios: No hay comentarios

PVP (IVA incluido): 14.95€
Páginas muestra
Guia de lectura *
Solucionario *
Plan lector
(*) Sólo para usuarios registrados. ¿No tienes cuenta?

Resumen:

Ningún palacete de Venecia ha dejado de ser visitado, al menos en apariencia, por el Señor de los Ladrones. Del botín ganado sale la manutención de su pequeña pandilla, en la que se encuentran dos hermanos, Prospero y Bo, que han huido de la tía que intentaba separarlos. En una isla cercana, otros hermanos de edad avanzada esconden un tiovivo con propiedades mágicas: quien lo monte será capaz de retrasar o adelantar su edad. Pero para funcionar necesita una ala mágica, que encargan encontrar al Señor de los Ladrones. La búsqueda del misterioso elemento se mezcla con las investigaciones de un simpático detective contratado para encontrar a Próspero y a Bo, y con la audacia de unos niños que sólo quieren ser queridos. Una historia mágica y maravillosa, donde la soledad lleva a la mentira, la mentira a la aventura y la aventura, al perdón y la amistad.

Fragmento:

«Escipión, el Señor de los Ladrones. Era un poco mayor que Próspero, aunque le gustaba jugar a ser adulto, y Mosca le sacaba una cabeza a pesar de las botas con tacón que se ponía. Le iban muy grandes, pero siempre las llevaba limpias y brillantes, unas botas de cuero negras, como el extraño chaquetón que no se quitaba jamás. Los faldones le llegaban hasta la rodilla. -¡Despierta a los demás! -ordenó Escipión en el tono condescendiente que tanto odiaba Avispa. Próspero no le hizo caso. -¡A mí ya me habéis despertado! -gruñó Mosca, que bostezó y se levantó entre sus cañas de pescar-. ¿Es que no duermes nunca, Señor de los Ladrones? Escipión no respondió. Caminaba de un lado a otro de la sala de cine como un pavo real, mientras Mosca y Próspero despertaban a los demás.» (pág. 35)

Ideas centrales:

 

Temas:

TEMAS
Palabras clave: fantasía, infancia, juventud, delincuencia, tiempo.
- La necesidad de ser querido: Escipión es un muchacho olvidado por su madre y humillado por su padre. Esta circunstancia lo lleva a buscar un lugar en otra esquina de la realidad, y a crear un personaje valiente y protector con los necesitados. En la pandilla se siente a gusto, respetado, admirado y, sobre todo, querido.

- La delincuencia juvenil: para muchos niños de la calle, la delincuencia no es una opción sino un medio de supervivencia. Así lo entienden, al menos, Avispa y Próspero. Pero dentro de la pandilla, no todos piensan igual: el robo es una elección consciente.

- El desinterés de los adultos por los niños: Renzo y Morosina han perdido su infancia en labores de servidumbre; Avispa, Riccio o Mosca han sido abandonados o maltratados; Bo es visto por su tía como un adorno familiar; los sentimientos de Escipión son ignorados por sus padres. Todos ellos tienen en común una falta de empatía y protección por parte de sus seres cercanos, y mucho valor para elaborar estrategias que les permitan sobrevivir. Como contraposición se encuentran el detective Víctor e Ida Spavento, que intentarán ayudar y cuidar a los niños hasta el final de la aventura.

- La alteración del tiempo: es un tema recurrente en la literatura. En esta novela, es el medio para alterar la realidad y el destino. Escipión busca el respeto y su libertad; Renzo y Morosina, recuperar el tiempo perdido.

- La importancia de la fantasía: a veces, la imaginación abre nuevas miradas sobre el mundo. Venecia no es la misma ciudad ante los ojos de la madre de Próspero y Bo que ante cualquier turista. Otras, en cambio, es una válvula de escape para inventar un mundo paralelo al que se pueda huir cuando la realidad resulte demasiado insoportable, como el caso de Escipión.

VALORES
Palabras clave: comprensión, empatía, perdón, egoísmo, codicia, poder, imaginación, amistad, amor.
- La comprensión y la empatía: hay varios casos que merecen destacarse; pero quizás ninguno sea tan evidente como el de Víctor. El detective no sólo no delata a Próspero y a Bo, sino que los ayuda a mantenerse unidos.

- La capacidad de perdonar: Escipión ha mentido sobre su identidad, lo que provoca el enfado y la decepción de su pandilla; sin embargo esto no impide que más tarde comprendan su situación y lo perdonen.

- La amistad: a pesar de las dificultades, los niños se unen para cuidar unos de otros. Entre ellos se entablan auténticos lazos de afecto y cariño, que los convierten en una auténtica piña.

- El amor entre hermanos: a pesar de las adversidades, Próspero y Bo desean renunciar a ciertas comodidades a cambio de continuar unidos.

- El egoísmo: Esther y su marido sólo piensan en sí mismos, sin tener en cuenta los sentimientos de sus sobrinos.

- La codicia: se encarna en el personaje de Barbarossa, quien no pierde oportunidad para estafar a los niños y competir con ellos en la búsqueda del ala mágica.

- La capacidad de imaginar: como un atributo positivo, que posibilita una visión creativa sobre la realidad.

Transversalidad:

- Ciencias Sociales: ciudades (Venecia).

- Ética/ Tutoría: infancia y supervivencia. Delincuencia juvenil.

- Lengua: trabajo específico de vocabulario.

- Literatura: comentario de texto. Literatura contemporánea.
Intertextualidad: antecedentes en algunas obras de Charles Dickens (Oliver Twist; David Copperfield); Peter Pan, El Zorro y Robin Hood.

- Todas las áreas: educación cívica y moral.

Competencias básicas:

Social y ciudadana

Contexto literario:

Literatura fantástica

Comentarios:

¿Quieres dar tu opinión sobre este libro? Inicia sesión para dejar tu comentario.