Libros que gustan

Nuestro catálogo

La vida sobre ruedas
Ilustrador: Arnal Ballester

Lectura recomendada para: 2º Ciclo de ESO
Género literario: Novela

Sello: Planetalector
Colección: Cuatrovientos +14
Páginas: 120
Materia: Literatura castellana   
Encuadernación: Rústica

Comentarios: No hay comentarios

PVP (IVA incluido): 8.50€
Guia de lectura *
Solucionario *
(*) Sólo para usuarios registrados. ¿No tienes cuenta?

Resumen:

Con esta obra, Miguel Delibes realiza un breve repaso autobiográfico, desde su infancia hasta el final de su juventud, centrado en sus grandes aficiones: la caza, el ciclismo, el fútbol y las motos. A través de la narración de numerosas anécdotas relacionadas con estas actividades, el autor transmite sus vivencias de una forma amena, divertida y, muchas veces, emocionada, donde destaca el especial recuerdo que dedica a su padre, verdadero precursor de estas pasiones.

Fragmento:

«A mi padre se le adivinaba la ascendencia europea en su afición al aire libre. No es que fuera un sportman, como se decía a comienzos de siglo del señorito ocioso dado a los deportes, pero sí un hombre que con cualquier motivo buscaba el contacto con el campo. Este hecho era raro en España, no sólo a finales del siglo XIX sino en el primer cuarto del siglo XX. El español del 900, ese hombre de cocido, cigarro y casino, relacionaba indefectiblemente la idea de campo con la idea de enfermedad. Fernández Flórez hacía humor a su costa y, en una de sus novelas, presentaba a un jefe de negociado, asfixiado por el oxígeno en una excursión a la montaña, que a duras penas conseguía recuperarse bajo la atmósfera de humo provocada artificialmente por sus subalternos. Francisco de Cossío, hombre de cachimba y tertulia, sostenía que el sol y el aire devoraban la salud del hombre lo mismo que decoloraban las batas de percal de las muchachas. Mi padre, pese a pertenecer a la misma generación, tenía un concepto más moderno sobre el particular: la naturaleza era la vida y era preciso conservarla y disfrutarla. Él salía al campo en todas las estaciones del año. Y pese a ser muy sensible a las corrientes de aire (se enfriaba con un soplo) y a tener un oído delicado para cualquier clase de ruidos, lo hacía ligero de ropa y en primavera encontraba un atractivo incomprensible en el monótono y penetrante canto de los grillos.»

Ideas centrales:

  • El deporte
  • El medio ambiente
  • Las aficiones
  • El espíritu de superación
  • Disfrutar de lo sencillo
  • El agradecimiento

Temas:

TEMAS 

El deporte: o, más bien, la actividad física al aire libre es la verdadera protagonista de este relato: don Adolfo enseña a sus hijos a nadar cuando cumplen seis años; hace que éstos lo acompañen en sus cacerías; a los ocho años, les compra una bicicleta, con la que Miguel llega a convertirse en experto ciclista e intrépido escalador, y, finalmente..., el fútbol. Capítulo aparte requiere, no obstante, la afición de Delibes por las motos. 

El medio ambiente: Todas estas actividades requieren un lugar apropiado para su práctica, y ¿qué mejor sitio que la naturaleza? Sin obstáculos, sin limitaciones de espacio, ésta resulta el medio más adecuado para hacer deporte o para desarrollar casi cualquier actividad. Los hermanos Delibes heredaron su afición al aire libre de su padre, «un hombre que con cualquier motivo buscaba el contacto con el campo. (...) la naturaleza era la vida y era preciso conservarla y disfrutarla». 

Las aficiones: Para cualquier persona, es recomendable -podríamos decir que imprescindible- emplear el tiempo libre en algo en lo que disfrute. A nuestro protagonista, la actividad física lo ayuda a sobrellevar los tiempos difíciles en que vive: Guerra Civil, posguerra, etc. En la sociedad actual, la vida se presenta llena de obligaciones, horarios, normas y prisas. Demasiada presión hace perentoria una vía de escape. Para eso, necesitamos una afición que proporcione ilusiones: por encontrarnos con nuestros amigos, por superarnos a nosotros mismos, por cambiar, etcétera. 

VALORES 

El espíritu de superación: Cuando hablamos del auténtico deporte, de la esencia deportiva, tenemos que hacer referencia, inevitablemente, al espíritu de superación, que se manifiesta en la lucha por llegar más lejos, por conseguir nuevas metas, por ser mejor cada día. El protagonista de La vida sobre ruedas se emplea a fondo en cada una de las actividades que practica.

Disfrutar de lo sencillo: La situación económica que vivía el país en la época en la que se desarrolla el relato no era, ni mucho menos, para permitirse derroches. Sin embargo, los protagonistas, con sus medios más que limitados, tienen habilidad suficiente para encontrar siempre el lado positivo de las cosas y ser felices con lo que está a su alcance. Esta actitud convierte la obra en una lección de que es posible disfrutar de lo sencillo, sin necesidad de lujos, tecnologías o grandes infraestructuras. Quizá la clave esté en buscar lo realmente importante.

El agradecimiento: Cuando el protagonista es aún adolescente, se queja de la educación que su padre les da a él y a sus hermanos, pues considera que es excesivamente rígida y severa. Sin embargo, con el tiempo, descubre los resultados de aquellos métodos de enseñanza que antes había criticado, y se siente satisfecho. El agradecimiento y el reconocimiento a la labor de su padre no sólo está en el aspecto intelectual, sino, lo que es más importante, en el plano de las vivencias.

Transversalidad:

  • Lengua y literatura: la biografía. Acercamiento a la obra de Miguel Delibes.
  • Educación Física: la importancia de la actividad física en la salud.

Competencias básicas:

En el conocimiento con el mundo físico, En comunicación lingüística, Autonomía e iniciativa personal

Contexto literario:

Realismo/ biografía.

Temas y valores:

Medioambiental, Convivencia, Sentimientos

Más información:

¿Por qué leerlo? 

No es hasta bien avanzada la lectura de La vida sobre ruedas cuando se tiene constancia de que es una obra autobiográfica, lo que se percibe en la referencia explícita del autor al apellido de su familia: «Sin duda, el amor por la naturaleza y la proclividad al aire libre nos viene a los Delibes por línea paterna, tal vez de la Gascuña» (pág. 36). A partir de ese momento, se descubren datos conocidos de su vida que se entremezclan en la narración de sus anécdotas: su oposición a Derecho Mercantil, su matrimonio, su trabajo en el periódico, etc. Pero no es ésta una autobiografía tradicional. El autor rememora en ella su niñez y su juventud, centrándose casi exclusivamente en aquellos episodios que tienen que ver con sus aficiones, convertidas en sus principales vivencias. Es lógico que con estas edades nuestro tiempo libre sea el que vivimos con más intensidad, con más pasión, ya que a veces llega a convertirse en el centro de nuestra existencia.

Esta vuelta a lo vivido resulta ser una bonita forma de tener presente el pasado. La elección del recuerdo, centrado en el amor a la naturaleza y en la práctica de distintos deportes o actividades relacionadas con el ejercicio físico, como la natación, la caza, el ciclismo o las motos, hace que el relato transmita una actitud positiva, una postura alegre ante la vida, en la que el afán de superación es constante, donde el desánimo no tiene sitio.

En ese mismo tono positivo destaca el entrañable recuerdo que el autor hace de su padre. A él dedica el primer capítulo de la obra: su afición al aire libre, su miedo a enfermar, sus métodos de enseñanza, su pasión por la caza..., son algunos de los detalles que impresionan de su personalidad. Sin embargo, lo que más llama la atención, y que el autor, con el tiempo, más agradece, es su empeño por educarlos a él y a sus hermanos de un modo que supieran enfrentarse a la realidad, que fueran capaces de superar las adversidades. Ésa es, sin duda, una «buena educación».

Después de este libro recomendamos...  ¡Otros libros de la serie! 

  • Los hilos cortados
  • Zonas interiores
  • Corazón de roble
  • Crecen los problemas de Adrian Mole
  • El club de los asesinos limpios
  • La mansión de los abismos
  • Marcabrú y la hoguera de hielo
  • Los ocupantes
  • Eva no vayas a Berlín en limousine
  • El museo de los sueños

Libros relacionados

  • Corazón de roble

Comentarios:

¿Quieres dar tu opinión sobre este libro? Inicia sesión para dejar tu comentario.